ROSQUILLAS.

Cocina Casera

Villanueva de Córdoba

26 Huevos.

½ litro de Aceite.

1 litro de Agua.

1 kg de Harina.

Ajonjolí.

Una pizca de Sal.

3 kg de Miel.

  • Se pone a calentar el aceite y cuando empiece a humear (o esté frito un tostón de pan) se aparta y se deja enfriar.
  • Se le añade ajonjolí, la sal el agua. Se pone otra vez en el fuego y cuando esté hirviendo se le va echando la harina y se va moviendo.
  • Cuando quede absorbida por el agua se tuesta removiéndola 8 minutos y se aparta en el lebrillo hasta que se enfríe.
  • Una vez fría se le va echando los huevos enteros uno a uno hasta que quede bien absorbidos, amasándolos con la mano y así hasta el último huevo.
  • Esta masa se pone en una jeringa. Se va a soltando presionando en la sartén con el aceite no muy caliente para que vaya pujando despacio. El trozo que sale es de unos 10 cm y se suelta haciendo círculos rápidos en el aire para que salga al final en forma de pico.
  • Cuando se está friendo, se le van dando golpecitos con la espumadera para que vaya pujando bien y cuando suena a hueca está a punto de sacarla.
  • Después se deja enfriar.
  • Aparte se pone a calentar la miel en un sartén y cuando está líquida se van echando las rosquillas. Se sacan y se colocan en un plato en forma de torre para que la miel de la parte superior se escurra en las de abajo.

Nota del Autor: Se trata de un exquisito dulce característico de Villanueva de Córdoba, que se consume en las fiestas patronales, aunque existen algunas mujeres que lo pueden elaborar, por encargo, durante todo el año.

Gastronomía del Valle de Los Pedroches (Córdoba).
Esteban Márquez Triguero. Torrecampo 2002.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: