PAN SIN GLUTEN. Varias Propuestas.

Pixabay

Una receta de Luis Miguel Oliveiras. Tener Salud

Para los Panecillos de Sorgo y Maíz sin gluten:

2 tazas y media de agua—2 tazas harina de sorgo—1 taza harina maíz fina—2 tazas almidón de mandioca—2 cs goma de guar o santano—1 cp sal—1 cs levadura seca instantánea—1 cs zumo de limón.

Para el Pan de Lentejas:

1 taza de lentejas crudas pulverizadas en la licuadora—3/4 taza zanahoria rallado—1 taza leche de almendras—2 cs aceite de oliva—pizca de sal.

Para el Pan de Harina de Castañas:

Para la masa madre: 150 grs harina panificable sin gluten—100 ml de agua templada—5 grs levadura fresca sin gluten.

Para el pan: 200 grs harina sin gluten—200 grs harina de castañas—150 ml agua templada—10 grs levadura fresca sin gluten—15 ml aceite de oliva—1 huevo—pizca de sal.

  • Para los panecillos de sorgo: Pone en la batidora los ingredientes en el mismo orden que aparecen. Batimos 4-5 minutos hasta dejar una masa suave pero consistente, con forma. Dejamos reposar 2-3 horas, hasta que la masa crezca totalmente. Volvemos a batir a gran velocidad 4-5 minutos y la volcamos en unos moldes medianos. Pintamos la superficie con aceite de oliva y dejamos crecer sin cubrir, una hora más, hasta doblar su volumen. Horneamos a 210ºC durante 45 minutos. Dejamos enfriar en una rejilla.
  • Nota: Podemos incorporar a la receta frutos secos que incorporaremos una vez finalizado el segundo batido. Batimos un poco más para mezclar todo bien. A tener en cuenta: La goma de guar es mejor que el xantano, pero a determinadas personas les produce efecto laxante.
  • Para el pan de lentejas: Precalentamos el horno a 175ºC. En un recipiente mediano agregamos las lentejas pulverizadas y zanahoria rallada. Incorporamos la lechá de almendras, el aceite de oliva y la sal. Mezclamos hasta formar una pasta. Extendemos la mezcla en una bandeja de horno sobre papel de hornear, repartiendo bien la masa para que tenga el mismo grosor en todas las zonas. Horneamos 22 minutos, retirar y dejar enfriar. Cortamos el pan en pequeños trozos para comer. A tener en cuenta: Sin ser pan exactamente, la elaboración de la receta es rápida y su resultado muy original y nutritivo.
  • Para el pan de harina de castañas: Empezamos elaborando la masa madre tamizando la harina dos veces. Desmenuzamos sobre ella la levadura fresca y añadimos el agua templada. Mezclamos bien con las manos hasta obtener una pasta de textura pegajosa que envolveremos en papel film. Reposamos en lugar seco y cerrado no muy frío de 6 a 8 horas. Calentamos el horno a 200ºC. Tamizamos en un bol las dos harinas. Incluimos la levadura desmenuzada, el huevo, el aceite y la sal. Mezclamos todo bien a medida que vamos incorporando agua, sin dejar de amasar. Lista la masa madre la cortamos en trozos pequeños y los incorporamos poco a poco a la mezcla. Debemos conseguir un resultado uniforme y consistente (como chicle) pero sin ser pegajoso. Nos untamos las manos con un poco de aceite de oliva y frotamos toda la superficie de la bola. Tapamos con un paño de cocina y volvemos a reservar media hora en lugar seco y sin demasiado frío. Pasado el tiempo, colocamos la bola en bandeja de horno con papel vegetal y horneamos 50-60 minutos. Si comprobamos que se está tostando demasiado golpeamos la corteza suavemente para saber si el interior está crudo. Si el sonido suena a hueco, el pan estaría cocinado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: